Paga tus deudas sin dinero y acaba con tus preocupaciones, aquí te enseñamos cómo.

Uno de los principales obstáculos que te impiden alcanzar la libertad financiera, y la estabilidad económica que tanto deseas son las deudas. Esa necesidad de obtener dinero para pagar a tus acreedores, además de minar tu tranquilidad, es un factor que puede afectar en gran medida la disponibilidad de tus ingresos.

Actualmente hay muchas formas en que puedes adquirir una deuda, sin importar tu condición económica o tus ingresos; muchas de estas formas son relativamente sencillas y rápidas, y te pueden ayudar a solventar algún problema, pero es gracias a esta facilidad que muchos olvidan que tarde o temprano tendrán que reponer ese dinero, y en la mayoría de los casos, con intereses.

El origen de todas tus deudas

Si tus deudas no derivan de un préstamo hecho para invertir en un negocio, por motivos de salud, o por desempleo, probablemente has adquirido tus deudas como la mayoría de personas: de forma acumulativa.

Pedir dinero prestado a amigos o familiares, adquirir bienes o servicios pagados a cuotas y usar tarjetas de crédito de forma indiscriminada son formas en las que adquieres deudas casi sin darte cuenta, pues en el momento parece que no afectarán mucho tus finanzas, pero lo cierto es que todas juntas tienen un gran peso.

Por otro lado, es muy común endeudarse rápidamente gracias a los programas de extra financiamiento, micro créditos y créditos rápidos que facilitan las entidades bancarias, que dependiendo de la política de cada empresa, pueden tener tasas de interés muy elevadas.

Ahora bien, el dinero prestado que se utiliza para invertir, es decir, el financiamiento,  es una cantidad más grande y un compromiso mucho más evidente, pero puede solventarse sin inconvenientes cuando la inversión resulta un éxito.

Solventando las deudas

Pagar tus deudas cuando no se tiene una entrada de dinero extra aparte del salario, es difícil, así que para solventarlas con un sueldo debes hacer un presupuesto de tus gastos y apegarte a él en la medida de lo posible, esto con la finalidad de reducir al máximo la cantidad de dinero invertido, evitar más deudas menores y poder reservar un poco de dinero para pagar tu deuda.

Aumentar tus ingresos es la solución más obvia y a la que muchos recurren, y puede ofrecer muy buenos resultados, pero hay quienes no tienen la posibilidad de mantener dos trabajos al mismo tiempo, por lo que es bueno conocer otras alternativas, como por ejemplo, trabajar por internet.

En internet hay varios trabajos que puedes hacer dependiendo de tus habilidades: consultorías, redacción de artículos, diseño web, traducciones e incluso ventas de algún producto mediante plataformas como Amazon. La gran ventaja de estas fuentes alternativas de ingresos es que no necesitas hacer una inversión y puedes obtener buenos dividendos.

Muchas personas creen que para obtener dinero necesitan de más dinero, y es aquí donde entra en juego el capitalismo sin capital que básicamente te invita a provechar el potencial no tangible para producir dinero, por ejemplo, el conocimiento que has adquirido, las habilidades que posees y tu creatividad.

Esta es probablemente, la única manera en que puedes iniciar un negocio sin necesidad de adquirir más deudas, partiendo de tu propio potencial, que no tiene un costo monetario y depende exclusivamente de ti.

La forma inteligente de pagar todas sus deudas

Para lograr pagar todas tus deudas debes ser organizado y para eso es fundamental que conozcas todas y cada una de ellas y lo que estas implican; por ejemplo, las deudas con entidades bancarias condicionan el préstamo a intereses que van sumando con la cantidad de tiempo que demores en solventarla, así que lo mejor que puedes hacer es empezar a pagar esas deudas.

Esta es la mejor estrategia que puedes emplear porque liquidarás primero la deuda que más intereses te genera, es decir, aquella de la que necesitarás más dinero para pagar. Además, a medida de que vayas pagando tus deudas más grandes tendrás más dinero a tu disposición para pagar las deudas más pequeñas en menos tiempo.

Adquirir deudas es una gran responsabilidad, que puede dejarte muy buenos beneficios si las utilizas para crecer en tus finanzas, sin embargo, antes de adquirir una deuda piensa en otras opciones que tal vez están al alcance de tu mano y que te pueden ayudar a obtener aquello que deseas, y de no ser así, evita adquirir deudas cuyo pago supere el 30% de tus ingresos, pues entrarías en estado de insolvencia.

Para pagar una deuda, desde luego necesitarás dinero, pero para generar ingresos extras que te permitan pagar una deuda el dinero no es estrictamente necesario. Salir de las deudas sin dinero requiere de organización y de aprender de tus acciones, sólo así podrás tomar mejores decisiones en el futuro.

Write a Comment