fbpx
loader image

Gym financiero

La planeación financiera

Alcanzar el estado financiero ideal se logra con una sencilla clave:  PLANEACIÓN FINANCIERA.

La planeación financiera es un proceso que da foco, dirección y significado a cada una de las decisiones financieras que se tomen a lo largo de la vida; y se logra mediante varias etapas: se debe partir de un diagnóstico de la situación financiera actual y de los objetivos financieros que se quieren alcanzar, en el corto, mediano y largo plazo; para luego, determinar las prioridades y establecer un plan de inversión, el cual se debe monitorear sistemáticamente con el fin de ajustarlo dependiendo de los objetivos que se quieran lograr.

Adquirir disciplina financiera y desarrollar hábitos de ahorro son claves para alcanzar los objetivos propuestos, porque permite tomar conciencia de las necesidades económicas y determinar la estrategia más adecuada que se debe seguir.

En la Planeación Financiera son igual de claves las etapas de diagnóstico de la situación financiera, como las etapas posteriores de implementación de la estrategia. Todo lo anterior es lo que permite alcanzar los objetivos.

La planeación inicia con la formación y creación de capital, luego se da la etapa de crecimiento y aumento patrimonial, seguida de esta debe venir la etapa de preservación de capital. Para esto es necesario que las personas desarrollen hábitos de ahorro adecuado e inviertan su capital en productos y servicios financieros, que les brinden la seguridad y rentabilidad necesaria para construir un capital semilla, crecerlo, preservarlo y consolidar un patrimonio que garantice su calidad de vida, la de su familia y la de las futuras generaciones.

Con un profesional experto que ayude a las personas a entender cómo elegir el camino correcto es muy importante cuando la oferta de instrumentos de ahorro e inversión como fondos, acciones y algunos inclusive más sofisticados, hacen que el proceso de toma de decisiones sea complejo y se enfrente a tomar decisiones relevantes, sin contar con la asesoría y el acompañamiento requerido. En Gym Financiero te asesoramos para que encuentres el camino correcto en tu planificación financiera.

Consejos prácticos en el desarrollo de la Planeación Financiera

Para alcanzar las metas financieras que te has trazado, es necesario desarrollar una Planeación Financiera que siga los siguientes pasos:

Paso 1: Identifica claramente tus ingresos y las fuentes de dónde vienen

  • Lista los ingresos familiares y ten conciencia plena de los descuentos que te realizan en cada uno de ellos, identificando aquellos que son variables o que pueden llegar a disminuir.
  • Conoce los beneficios tributarios que te otorga la ley, existe dinero que tú puedes poner a trabajar a su favor.
  • Una vez tengas claridad sobre tus ingresos y egresos, es hora de comenzar a hacerte preguntas inteligentes: necesito realmente llenar mi carro con gasolina Premium, podría comer menos por fuera, por qué sigo pagando esto si no lo utilizo, existen alternativas más económicas, etc.

Paso 2: Toma control de tus gastos y crea su presupuesto

  • Haz una lista de todos tus gastos fijos (por ej. créditos hipotecarios y de consumo, arriendo, servicios, gasolina, mercado, colegios, etc.)
  • Estima tus gastos variables (salidas a comer, entretenimiento, ropa, artículos para la casa, etc.)
  • Comienza a llevar un control de tus gastos. Elabora una lista de tus gastos durante el año, la cual te permita tener el control de cada uno de ellos. Puede ser realizada en una agenda personal o, si lo prefieres, crea un documento especial en Excel.
  • Al final de cada mes, puedes dedicar 30 minutos a examinar la lista de tus gastos, definir cuáles podrían disminuirse o eliminarse.

Paso 3: Disminuye tu nivel de endeudamiento

  • Haz un uso eficiente de tus tarjetas de crédito. Las tarjetas de crédito pueden ser útiles para tus emergencias. El uso ineficiente de estas, te puede hacer caer en el riesgo de gastar más de lo que tienes y perder el control de tus finanzas. Toma conciencia de que entre mayor sea el plazo para pagar tus comprar de tarjeta de crédito, mayores serán los intereses que pagues.
  • Identifica las tasas de interés que estás pagando por tus tarjetas, comienza a eliminar aquellas tarjetas con mayor interés y así sucesivamente.

Paso 4: Crea la disciplina de ahorro

  • Crea un fondo de emergencia por el equivalente a 6 meses de ingresos. Este es el único fondo del cual tú debe retirar dinero cuando se te presente una emergencia —y que sea, realmente, una emergencia.
  • En la medida que te hayas ido liberando de tus deudas, destine este mismo dinero para ahorro. Si te es útil, piensa que la deuda sigue, pero realmente lo destinarías a tus inversiones.
  • Crea un rubro en tu presupuesto con el nombre de ahorro, este rubro en lo posible no debe ser inferior al 10% de tus ingresos.

Paso 5: Asesórese bien

  • No cualquier persona puede asesorarte. Busca un asesor financiero que tenga el conocimiento del entorno local y global; es la forma de conocer al máximo las oportunidades que te ofrece el mercado y de estructurar un plan que te permitirá alcanzar tus propósitos financieros.
  • Haz un acuerdo de trabajo con tu asesor donde queden delimitadas las responsabilidades de cada uno, lo que quieren lograr juntos, el tiempo que le dedicarán a tu plan y la periodicidad con que lo revisarán.
    Una vez alcanzados estos primeros pasos, la persona puede estar segura de que ha logrado una disciplina de ahorro la cual debe cultivar y crecer. Por lo tanto, es hora de pensar en el Plan Financiero que desea iniciar. A partir de este momento debe continuar su camino hacia la libertad financiera realizando lo siguiente:

Paso 6: ¿A dónde quieres llegar?

  • Una vez adquieras la disciplina de ahorro es importante comenzar a hacerte la pregunta, ¿Qué quiero de mi plan financiero?
  • Haz una lista de tus objetivos financieros, divídelos entre corto (1-3 años), mediano (3-5 años) y largo plazo (más de 5 años).
  • Identifica el costo de cada uno de estos objetivos, asígnales prioridades e identifica cuánto deberías ahorrar mensualmente para alcanzarlos y bajo qué instrumentos los realizarás.

Paso 7: Protege a sus seres queridos

  • La razón de ser de los seguros de vida es proteger a quienes dependen de tu ingreso y que pueden quedar desamparados ante una fatalidad.
  • El seguro de vida no tiene que ser para toda la vida. Tú puedes adquirir un seguro temporal mientras tus inversiones logran acumular un capital que te permita proteger a tus seres queridos o mientras tus grandes gastos fijos se eliminan. Piensa en lo siguiente: cuando tus hijos hayan terminado la universidad, ya sean profesionales y tú hayas terminado de pagar tu vivienda; la cobertura del seguro de vida puede disminuir.
  • Dado que el seguro de vida sustituye tu ingreso en el caso que faltes, el valor del seguro debe ser equivalente al ingreso que tú generas multiplicado por el número de años en que tu familia va a necesitar de ese ingreso.
  • Revisa cómo está cubierta la salud de tus seres queridos especialmente contra enfermedades graves. Recuerda que una enfermedad grave puede acabar con el patrimonio de una familia.

Paso 8: Asegure la educación de sus hijos

  • Uno de sus objetivos de ahorro, debe ser la educación de tus hijos. Dependiendo de tus ingresos, destina un ahorro mensual para la educación de ellos.
  • En el mercado existen excelentes alternativas que te permiten garantizar desde ya la educación.

Paso 9: La independencia en la última etapa de tu vida

  • Para algunos, tiempo de descanso para otros una segunda etapa de su vida. En cualquiera de los casos la etapa posterior a tu vida laboral debe ser planeada con anticipación. Inicia desde ya.
  • Si tiene un fondo obligatorio, conoce cuál será el monto de tu ingreso en este momento.
  • Identifica tu ¨brecha pensional¨, es decir la diferencia entre el nivel de ingreso que tu necesitas para tu retiro y el ingreso que tendrás de tu fondo obligatorio.
  • Crea un fondo voluntario donde puedas ahorrar para poder cerrar esa ¨brecha pensional¨. Recuerda que en los tiempos modernos retiro no es igual a vejez, por lo que tú seguirás demandando recursos para viajes, entre otros.
  • En la última etapa de tu vida, probablemente los costos asociados a medicina y cuidado aumentarán. Ten presente esto, para que tu Planeación Financiera integre todos los elementos necesarios para alcanzar esta etapa.

Paso 10: Aprende a Invertir en el mercado de capitales

  • Las cuentas de ahorro no son un instrumento de inversión a largo plazo. Para poder lograr tus objetivos necesitas instrumentos que te puedan ofrecer oportunidades y buenos resultados.
  • Conoce y comprende las alternativas a su disposición: fondos mutuos, acciones, bonos, etc.
  • Cuidado con el riesgo, escoge entidades seguras, con experiencia, preferiblemente globales.

Es claro que a este momento ya te has iniciado en el desarrollo de un Plan Financiero y has dado pasos importantes en la construcción de un capital que garantizará tu calidad de vida y te ha convertido en una persona más inteligente financieramente.

La libertad financiera, lo opuesto de vivir al “debe” es la consecuencia de ser organizado, de diseñar, planear el futuro y tener la disciplina para tomar las acciones y decisiones correctas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *