fbpx
loader image

Gym financiero

Las 3 diferencias entre especular e invertir

Muchas personas piensan que especular e invertir es lo mismo, pero la realidad es que existen diferencias muy significativas entre especular en bolsa e invertir en bolsa.

En este artículo te explicaremos qué significa especular y qué significa invertir. También te explicaremos las principales diferencias entre estos dos conceptos, y sus principales ventajas y desventajas.

¿Qué significa especular?

La especulación en bolsa consiste en abrir y cerrar operaciones en bolsa durante un breve periodo de tiempo, normalmente durante un mismo día. En esencia, la especulación busca comprar barato y vender caro, ganando el diferencial entre el precio de compra y el precio de venta.

En la especulación, no tenemos en cuenta los aspectos fundamentales de la empresa, basamos la operativa en el análisis del movimiento del precio para detectar patrones de entrada y de salida.

¿Qué significa invertir?

La inversión en bolsa consiste en realizar un análisis exhaustivo sobre aquellas empresas que ofrecen un mayor potencial de crecimiento para obtener una determinada rentabilidad, comprando a un precio lo suficientemente barato como para tener un margen de seguridad.

Para invertir es conveniente analizar los datos fundamentales de las empresas, los cuales hacen referencia a los beneficios, la deuda, y a la estrategia del negocio, además de tener en cuenta otros indicadores como el PER (Price Earnings Ratio).

Las 3 Diferencias entre especular e invertir

Aunque muchas personas piensen que especular e invertir es algo muy parecido, la realidad es que existen grandes diferencias entre estos dos conceptos.

A continuación, analizamos las 3 principales diferencias entre la especulación y la inversión.

Para determinar que estamos realizando una inversión, debemos cumplir 3 criterios:

  • Análisis exhaustivo
  • Margen de seguridad
  • Rendimiento

En seguida, explicamos cada uno de estos criterios en detalle.

Análisis exhaustivo

Para invertir en una empresa debemos tener un conocimiento profundo sobre el negocio y entender cómo gana dinero la empresa. Hay personas que compran acciones a largo plazo sin dedicar tiempo a entender el negocio, evaluar riesgos y a determinar si la empresa está cara o barata.

Si le dedicas más tiempo a escoger tu nueva nevera que al análisis de tus propias acciones, no estás invirtiendo correctamente, porque estás poniendo dinero en un negocio que probablemente no entiendes.

Algunos de los puntos que debemos analizar exhaustivamente cuando vamos a invertir en una empresa, son los siguientes:

  • Actividad de la empresa
  • Margen de beneficio
  • Estructura de costes
  • Solvencia a corto y largo plazo
  • Competencia
  • Cuota de mercado
  • Barreras de entrada
  • Expectativas de crecimiento

En esencia, es conveniente analizar todo lo que puede influir en la valoración de la empresa, utilizando siempre los mismos criterios.

Margen de seguridad

El margen de seguridad es un término creado por el reconocido inversor Benjamín Graham que sirve para protegerse de las pérdidas ante la variación del mercado en el corto y en el medio plazo.

Calcular el valor intrínseco de las empresas nos permite comprar negocios excelentes a precios de descuento. Gracias a este cálculo, podemos comprar empresas con un gran margen de seguridad, el cual hace referencia al diferencial entre el precio al que cotiza la acción y su valor objetivo.

Gracias al margen de seguridad podemos proteger algo tan importante como nuestro capital. Y ya lo decía Warren Buffett en una de sus famosas frases…

‘’La primera regla es nunca perder dinero. La segunda regla es no olvidar la primera regla’’. Warren Buffett.

Rendimiento

La rentabilidad es el objetivo primario de la inversión en bolsa. Invertimos para sacar una rentabilidad a los ahorros que tenemos en el banco sin producir absolutamente nada.

Cada inversor tiene un perfil de riesgo distinto, por lo tanto, la rentabilidad dependerá del perfil del riesgo de cada inversor, y de las habilidades que tenga para comprar negocios excelentes a precios baratos.

El rendimiento adecuado depende del riesgo que el inversor esté dispuesto a aceptar. Por lo tanto, para conseguir una buena rentabilidad dependerá de cada inversor y de cada inversión.

Diferencias entre Trading y Value Investing

Si bien es cierto que la inversión en valor es una de las estrategias de inversión más conocidas debido a sus elevadas rentabilidades durante largos periodos de tiempo, este tipo de inversión también ofrece una serie de desventajas respecto al trading, como el factor temporal.

No obstante, no existen estudios que demuestren que el trading sea más rentable a largo plazo que la inversión en acciones. Las acciones se han revalorizado un 6,7% anual a lo largo de la historia.

Ventajas y desventajas del trading

Veamos entonces cuáles son las principales ventajas y desventajas de hacer trading respecto a la inversión en bolsa a largo plazo.

Ventajas del trading

En el trading existen principalmente dos ventajas respecto a la inversión a largo plazo.

  • Resultados a corto plazo
    En el trading se realizan operaciones de segundos o minutos dentro de un mismo día. Eso significa que puedes tener el dinero en el bolsillo al acabar la sesión de trading.
    Si eres un trader rentable, podrás generar tu propio sueldo diario y mensual gracias a los resultados obtenidos a lo largo de tu día a día. Eso es algo que no conseguimos con la inversión a largo plazo, donde podemos llegar a tener un gran patrimonio, pero a lo largo de los años.
  • Invertir a la baja
    En el trading es algo muy habitual invertir tanto al alza como a la baja. Eso significa que podemos ganar dinero tanto ‘’apostando’’ a que las acciones subirán, o ‘’apostando’’ a que las acciones bajarán.
    Esto se hace principalmente a través de dos productos financieros, los CFD y los ETF. Si bien es cierto que en la inversión a largo plazo también se pueden utilizar estos dos productos para invertir a la baja, la realidad es que no se usa prácticamente nunca.

Desventajas del trading

En el trading existen principalmente tres desventajas respecto a la inversión a largo plazo.

  • Comisiones
    Una de las principales desventajas del trading son las comisiones. Por cada operación de compraventa que realicemos, tendremos que pagar una comisión a nuestro broker. En el caso del trading esto supone un coste importante, dado que a lo largo del día podemos realizar un gran número de operaciones.
    Por eso es importante elegir un buen broker, para tener unas comisiones competitivas que no lastren nuestros resultados por culpa de este coste operativo.
  • Tributación
    La inversión a largo plazo cuenta con la ventaja de que podemos pagar los impuestos en diferido hasta que no vendamos las acciones o los fondos de inversión. Gracias a ello, hasta que no realizamos la operación de venta podemos mantener nuestras posiciones en acciones durante años sin pagar ni un euro en impuestos.
    En el trading compramos y vendemos en el mismo día, eso significa que no podemos pagar los impuestos en diferido, porque al terminar el día ya habremos cerrado todas nuestras operaciones.
  • Tiempo
    Si bien es cierto que con el trading puedes tener resultados prácticamente inmediatos, para conseguirlos debes dedicarte a operar cada día varias horas para poder llevar a cabo operaciones ganadoras.
    Por lo tanto, el trading te da resultados a corto plazo, pero requiere dedicación diaria para obtener ese rendimiento. En cambio, la inversión a largo plazo requiere varios años para rentabilizar la inversión, pero puedes tener a tus acciones en piloto automático y revisarlas una vez cada tres meses.

Tomado de: https://www.bolsaexpertos.com/diferencias-especular-invertir/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *